Si queremos posicionar nuestra página web para tener más presencia y, por consiguiente, más visitas; es importante tener en cuenta las estrategias para redactar contenido para páginas web.

Hubo un tiempo lejano en que el SEO consistía básicamente en poner muchos links y repetir palabras clave… Es broma, el SEO era, y es actualmente, mucho más. Sin embargo, existe una rama del SEO, la de la redacción de contenidos, que ha cobrado mucha importancia. El motivo es que los algoritmos de Google han aprendido a distinguir, más allá de los trucos, qué contenido es de calidad y relevante para las personas. 

Tenemos mucho que contaros sobre este tema, por lo que esta es la primera de dos entradas dedicadas a redactar contenido para páginas web. ¡Ahí van los 6 primeros consejos!  

1. Utiliza el blog.

Es dónde tienes el espacio para aplicar todos los conocimientos que te vamos a contar a continuación. En la home de tu página web te dedicarás a explicar tus valores, tus productos, cómo trabajas… Pero en el blog es dónde te pueden conocer mejor, dónde se van a enamorar de ti.

Por lo tanto, en blog puedes redactar contenido que es valioso para el [email protected] y así atraer visitas y ganar posiciones en las páginas de resultados de los buscadores. 

2. Redacta contenido que sea útil para la persona que lo vaya a leer.

Que sea de utilidad para la persona que lo lee o que sea de su interés. No cuentes cosas solamente porque has visto que artículos similares funcionan o porque tienes keywords que posicionar. Piensa en que sea de calidad, es decir, que a la persona que lo lea le aporte nueva información de interés, instrucciones (how to), curiosidades sobre algún tema que aún no se hayan escrito…

Ya sé que vas a pensar “a ver, todo eso está muy bien, pero yo tengo que dar a conocer mi negocio y vender mis productos y servicios”. Cierto, pero hay un momento para todo.

Te ponemos un ejemplo. En Meutic uno de nuestros servicios es la telefonía IP y claro que queremos que potenciales clientes y clientas conozcan este servicio, que además creemos que es competitivo y que les va a ayudar. Bien, podemos decir esto en una entrada al blog… Sin embargo, lo mejor será demostrarlo y, además, aportando contenido de valor. Es por ello que tenemos una entrada sobre cómo instalar una centralita Issabel en AWS o cómo interpretar una factura de telefonía IP.  

Estadísticas visitas web

3. Personas, no algoritmos.

No debemos olvidar que nuestro lector final es una persona. Una persona que puede ser un cliente potencial o, simplemente, alguien a quien le interesa nuestro contenido, y puede hablar bien de nuestro negocio. Por lo tanto, debemos imaginar nuestro texto como si fuera una conversación entre dos personas.

Tener en cuenta la audiencia para adecuar el tono es de vital importancia. Por eso, debemos conocer a nuestra audiencia: tener presente en todo momento a quién va dirigido nuestro texto. 

4. Dirigid el contenido a un tipo de audiencia.

No podemos saber realmente quién lo va a leer, pero sí que debemos tener claro un público objetivo. Solicitar los servicios de una consultoría de marketing es la mejor manera de conocer a nuestra audiencia. Sin embargo, si ya sois un negocio y tenéis un producto o servicio a vender, seguro que ya habéis realizado este ejercicio.

Otra forma es utilizar el método persona: consiste en pensar una persona prototipo a quién nuestro contenido va dirigido y describirla. 

5. Nuestra audiencia se tiene que sentir bien y también interpelada. 

Lo conseguimos a través de interpelarla con nuestra manera de escribir. Por un lado, si el contenido es relevante (que ya hemos dicho que lo debe ser), ponerlo en una situación anterior a lo que se presenta o se expone. Un ejemplo: podemos empezar con un tema por un ¿No os ha pasado que…? Por otro lado, si tenemos en cuenta qué pueden saber y conocer antes de leer nuestro texto, podemos acompañarlo con frases del estilo: sabíais que…

A estas alturas, os habrá venido a la cabeza el famoso call to action. Sí, no solo es una manera de invitar la persona interlocutora a participar de nuestro negocio, también es una forma de que se sienta más implicado con la lectura. Podemos invitar a contactarnos si tienen dudas, a dejar un comentario explicando una situación relacionada con el contenido, pero también a probar algo o a reflexionar sobre un asunto.

Mapa roadtrip

6. El texto bien ordenado y estructurado.

Antes de empezar a escribir, es útil planificar y anotar una estructura del contenido para que esté bien organizado, sea entendible y fácil de leer. Al redactar en el editor de entradas, es importante usar las estructuras H1, H2, h3… Por lo que cuanta más jerarquía, con cabeza y sentido, más estructurado está el texto.

Es decir, si nuestro texto tiene 1300 palabras y solo un h1 y tres h2, tendremos muchos párrafos juntos sin títulos. En este caso, sería conveniente introducir más subtítulos h2 y h3 entre medio. Como conclusión, los títulos y subtítulos son una forma de estructurar el texto y hacerlo más entendible. 

Ah, y no te olvides de una introducción breve y de una conclusión para cerrar el tema. 

Segundas partes sí fueron buenas

Bien, hasta aquí la primera entrada. Esperamos que os haya gustado y, lo más importante, que os haya sido de utilidad para redactar contenido para vuestra página web. ¿Un consejo final? La mejor manera de ser una persona experta en la materia es ¡probando sin parar! 

Para más consejos, no os perdáis la segunda entrega de la guía para redactar contenido para páginas web