Saltar al contenido

Y el ordenador qué?

En las primeras entradas al blog, hemos hablado sobre todo de la red informática como estructura, es decir, su funcionamiento general. Pero las personas que usan una red para trabajar, no suelen interactuar directamente con esta, sino con el ordenador.

Los ordenadores serían los extremos de la red y los equipos mediante los cuales las personas interactúan con esta. Es por eso que esta publicación tiene el objetivo de que estas personas sepan qué diferencia hay entre trabajar con un equipo doméstico y uno que está integrado en una red.

¿Qué diferencia hay entre un ordenador personal y uno que está conectado a una red?

Los ordenadores están formados por el hardware y el software. El primero son las piezas y el segundo, los programas. Referente a los programas, tenemos como base el sistema operativo (Windows, OSX, Linux…) y, a la vez, estos tienen usuarios. Un usuario es un conjunto de archivos que se cargan al iniciar el sistema operativo. Un ordenador puede tener varios usuarios y estar protegidos con contraseña (o no). Los usuarios sirven para que cuando un mismo ordenador es usado por varias personas, puedan estas iniciar sesión con su usuario y tener solamente acceso a su información (documentos, imágenes….). Pero los ordenadores personales suelen tener, por defecto, un único usuario y toda la información almacenada en su disco duro (o ahora ya disco sólido). Normalmente, en el caso que lo usen varias personas, cada una dispone de sus carpetas y tiene que confiar en los demás que no les espíen sus archivos confidenciales. La alternativa sería crear un usuario para cada persona, no es complicado.

Ahora vamos a los ordenadores que forman parte de una red, estos no tienen mucha información relevante almacenada en su hardware, ya que cada persona que puede usar la red tiene un usuario y su perfil (todos los archivos que necesita para trabajar) se encuentra alojado en un servidor y no en el equipo de trabajo. Eso quiere decir que pueden trabajar desde diferentes equipos accediendo con sus credenciales al usuario y que estos datos están más seguros.

¡Más cosas! Estos perfiles de usuarios tienen ciertas restricciones y permisos ¿Esto qué implica? Que, a diferencia de nuestro ordenador personal, hay cosas que no podemos hacer, como por ejemplo: instalar programas, acceder a determinados sitios web, ser los primeros en imprimir y además en la impresora buena… ¿Para qué existes las restricciones?

  • Descargar programas des de internet es peligroso, sobre todo si lo hacemos des de una página web que no es la oficial, pueden contener virus. Si un ordenador personal se infecta, es virus se quedará allá (a no ser que conectemos un pendrive o internet), pero si se infecta el ordenador de una red, es muy probable que el virus se propague por el resto de ordenadores. Importante mencionar que hay virus que pueden llegar a eliminar toda la información de cada equipo que infectan.
  • Si todos escogiéramos la misma impresora para imprimir, podría llegar a saturarse.

Los perfiles de usuario de una red disponen de carpetas compartidas, si no sabéis que son, aquí tenéis el enlace de ventajas y mantenimiento de redes. ¿Y qué pasa si trabajamos a la misma vez con un mismo archivo? No lo podrán editar más de una persona a la vez, para no crear copias conflictivas: dos versiones del mismo (a no ser que la empresa disponga de software para editar documentos simultáneamente). Las carpetas compartidas nos facilitan la vida, ya que así no tenemos que pasarnos un documento mediante el correo electrónico. Supongo que ya sabéis que esto último implica que cada vez tengamos que descargarlo, guardarlo, editarlo, volverlo a enviar… Por lo tanto, se crea un documento para cada versión enviada, haciendo que tengamos muchos. Esto ocupa espacio en el servidor (que no es ilimitado) y también es un riesgo para nosotros, ya que podemos dar por buena una versión incorrecta o que no es la definitiva. Y ya para terminar, además de compartir información de carpetas, también se puede compartir la información de programas, como el de facturación.

¿Cómo tengo que usar mi equipo dentro de una red para que funcione mejor y que el informático esté contento?

  • Eliminar datos innecesarios.
  • Hacer limpieza periódica de los correos electrónicos antiguos, los que no necesitamos y sobre todo los que contienen material adjunto. Si el material adjunto es importante, lo podemos descargar y guardarlo debidamente.
  • Si, en el mejor de los casos, tenemos permiso para descargar programas, no hacerlo si no es de la página oficial y en todo caso, siempre es mejor consultarlo antes.
  • Guardar los datos de trabajo importantes en las carpetas indicadas para hacer las copias de seguridad.
  • Apagar el equipo cuando terminemos nuestra jornada laboral, permitirá realizar las tareas de mantenimiento.
  • A la hora de reportar un problema al técnico, tener un registro de las últimas acciones que se han efectuado con el PC, o lo que ha ido sucediendo hasta llegar a este punto. Puede ayudar a resolver la incidencia más rápidamente.
  • En caso de que no estén gestionadas por el administrador de la red, permitir que el ordenador haga las actualizaciones: son cambios que proporcionan mejoras a los ordenadores y también corrigen errores, sin ellas el ordenador puede funcionar mal.
  • Estar atentos con todo tipo de links que podemos recibir por correo electrónico, ya que pueden contener virus. No descargar nada si tenemos dudas sobre su procedencia, por ejemplo, Correos, Endesa… no nos envían nada a nuestro correo electrónico con links a facturas para descargar, son gente que simula ser ellos para que caigamos y descarguemos virus.
  • Mirar con cautela los remitentes de los correos electrónicos para las posibles suplantaciones de identidad.
  • Reportar lo antes posible las anomalías del ordenador, ruidos, mal funcionamiento, lentitud…